Previo
BALANCE Y PERSPECTIVAS
Siguiente



El estudio de la universidad latinoamericana así como su evolución y, también, sus perspectivas no pueden hacerse al margen de las condiciones sociales e históricas en las que se ha inscrito. Las contradicciones, los antagonismos, las vicisitudes del subcontinente han estado presentes en la definición de cada etapa de su historia: la colonial, la republicana, la era de la Reforma de Córdoba, la era de la "Razón Política" y la etapa actual que hemos caracterizado como de "transición".

Sus propias condiciones sociohistóricas, en la mitad de esta vida accidentada que hemos reseñado, le definieron una fisonomía propia, para bien o para mal. La reacción en la Córdoba de 1918, frente a un híbrido retrógrado y anquilosado de universidad, creó un movimiento democrático y académico que, a pesar de los extremos que el mismo planteó y de las manipulaciones políticas e ideológicas que haya podido sufrir, nos ha heredado un marco de referencia único y especial. En un nuevo contexto menos regido por la Razón Política, y en un momento más progresivo para la región, ese marco de referencia, corregido y remozado, puede poseer una gran utilidad.

En esta etapa de transición en la que se encuentra la universidad latinoamericana y, si se quiere, la región en su conjunto, hemos querido enfatizar el valor de la misma como uno de los mejores dispositivos, de los pocos que hay, para intentar fecundar el progreso nacional. Es evidente que nunca será exclusivo; ni tampoco conviene mitificarlo, o elevarlo por encima de su realidad, porque cuando a las personas y las instituciones se les pide más de lo que pueden dar, se desmoronan y pierden su eficacia.

Sin pretender sustituir lo que sólo la participación democrática y social puede proporcionar, es claro que la universidad, como sistema integrado de centros de gran calidad académica, dotado de un compromiso nacional edificante, puede proporcionar la conciencia, la dirección intelectual y las personas capacitadas en el más alto nivel que apuntalen ei progreso de estas naciones.

Mucho de lo que hay que resolver reside en hacer de la nueva etapa la de la Razón Académica y, en esto, muchos esfuerzos deberán ser comprometidos. La Reforma de la universidad latinoamericana está a la orden del día; incluso, de diferentes formas, es una realidad viviente en muchas latitudes, pero, al mismo tiempo, muchas cosas conspiran contra la misma. Ahí están los que dudan de la misión de la universidad y ponen a la defensiva a los universitarios. Ahí están algunos gobernantes "liberales o neoliberales", que sólo ven el lado fiscal del asunto, que les gustaría privatizar la educación superior aún más, sin que las universidades privadas en la región (salvo excepciones) estén en condiciones de responder a las exigencias del presente y mucho menos del futuro. Ahí está el pueblo llano, que le cuesta comprender que esta inversión en universidad vaya a beneficiarle. Pero, tal vez, los menos dispuestos a la reforma y a cumplir con el espíritu de los tiempos sean, como dice Buarque, los mismos universitarios: los profesores, que no quieren perder algunos de los privilegios y simplemente desean esperar pacientemente por sus jubilaciones (el reclamo de la excelencia supone más trabajo a la larga); los estudiantes, que se asustan ante la posibilidad de que se les cierren algunas de sus posibilidades; los administrativos, que saben que muchas veces impusieron su presencia y sus condiciones no por la necesidad o la eficiencia de su servicio sino por la fuerza del sindicato.

Está claro el gran reto histórico y está claro que no avanzar sólo puede significar retroceder. Pero, a esta altura, no sabemos todavía cómo la universidad latinoamericana definirá su nuevo rostro, porque todavía lleva tras sus espaldas el pesado fardo de un pasado que no quiere despedirse. Es necesario encontrar mecanismos prácticos y a adecuados en el contexto histórico actual, dentro de las condiciones de cada nación, que permitan dar una respuesta a las dificultades de esta encrucijada.



Previo
Subir
Siguiente
 
Indice Principal
 
 
Página Ángel Ruiz